Quiropedia

Cuidado total de tus pies

Seguramente, en muchas ocasiones, has salido a hacer deporte o te has puesto unos tacones que, al final, te han provocado uñas encarnadas, callos o durezas, entre otras cosas. Podemos pensar que no, pero nuestros pies sufren mucho más de lo que nos imaginamos y no los cuidamos tanto como deberíamos.

En situaciones de este tipo es cuando deberíamos acudir a un quiropedista, es decir, un experto en el cuidado de los pies. Por si no has oído nunca hablar de ella, la quiropedia se encarga de tratar todos los problemas y molestias causados en nuestros pies. No solo en el momento de dichos problemas, sino desde ahí hasta su posterior recuperación y cuidado.

tratamiento en podología- quiropedia madrid

Son problemas comunes en los pies, aparentemente, de fácil solución pero si no se cuidan pueden tener como consecuencia afectaciones mucho más complejas, así como un incorrecto uso funcional del pie en la marcha. En un futuro, todo esto podría causar lesiones en las articulaciones, en la rodilla, cadera, e, incluso, en la columna vertebral.

La quiropedia trata de cuidar los pies de los pacientes en su totalidad. Es el experto en la materia, el quiropedista, el que se encarga de llevar a cabo todos estos tratamientos, sin necesidad de pasar por ningún tipo de operación quirúrgica.

Por ello, esta rama de la podología tiene como funciones principales:

  • Cortar de la manera correcta las uñas de los pies, para evitar las uñas encarnadas.
  • Cuidar la piel de los pies: evitando los helomas (callosidades) en los talones, planta de los pies o en los dedos. Es decir, las durezas que también se generan en esas zonas.
  • Alteraciones dérmicas como los papilomas, la micosis, entre otros.

El quiropedista no solo se encarga de eliminar lo que produce estas molestias, con diversos tratamientos, sino que también se centra en la posterior recuperación funcional del pie. Con esto, el objetivo se encuentra en evitar futuros problemas y mantener la correcta salud en los pies.

Aunque pensemos que  la molestia de un callo es lo único que va a perdurar, tenemos que saber que solo es uno de los síntomas. Unido a los dolores, se encuentran otros problemas relacionado con posibles lesiones, sobre todo cutáneas, si no realizamos los tratamientos adecuados.

Para prevenir posibles enfermedades en nuestros pies, lo recomendable es acudir a un quiropedista y realizar revisiones periódicas para poder evitar este tipo de situaciones. Esto depende de nosotros. No hay que esperar a que el problema sea mayor, siempre se pueden realizar tratamientos duraderos para prevenir futuros problemas de pies. Son una zona de nuestro cuerpo expuesta a muchos factores y, por ello, delicada si no la cuidamos.

No olvides que, igual de importante que acudir a este tipo de expertos, es el cuidado desde casa. Una correcta higiene y seguir los pasos recomendados por el quiropedista se antojan claves en tu recuperación.

Frasadent es tu podólogo en Tres Cantos

Si tienes alguna duda en este campo de la quiropedia, no dudes en pedirnos información. En nuestra clínica de fisioterapia Tres Cantos, contamos con nuestro experto  quiropedista que sabrá asesorarte en cada una de tus dudas. Te ofrecerá una atención personalizada y solucionará cada uno de tus problemas de pies.