Punción Seca

Desactiva y reduce el dolor

El ámbito de la fisioterapia está repleta de tratamientos para combatir problemas, cada vez se van actualizando y mejorando y, en otras ocasiones, surgen nuevas técnicas para combatir este tipo de enfermedades. Es aquí donde aparece la punción seca en fisioterapia.

aguja punción seca en fisioterapia- frasadent

Se trata de una técnica que se realiza mediante el uso de agujas finas que se introducen en la piel del paciente, buscando el punto de gatillo (zonas débiles y sensibles del músculo que mantienen nuestra postura)  causante del dolor e intentar desactivarlo. Este tratamiento es semi-invasivo, es decir, solo penetra la aguja de acupuntura en la piel. En este proceso se ejerce una presión y contracción de ese punto de gatillo para, de ese modo, desactivarlo e ir reduciendo el dolor.

En primer lugar, tenemos que recalcar que en este tipo de punciones no se inserta ningún tipo de líquido o sustancia en forma de medicamento.

Este tratamiento consta, únicamente, de una serie de punciones con la aguja de acupuntura directamente sobre la zona débil de músculo. Por tanto, el principal objetivo es ubicar ese punto. Para encontrarlo, se llevan a cabo diferentes técnicas como la compresión, el estiramiento o la contracción que puedan generar algún tipo de dolor en el paciente.

Tras conocer este punto de gatillo, la aguja actúa como ayuda y prolongación de los dedos del fisioterapeuta. Es en este momento cuando la aguja entra y sale y el momento en el que se empieza a ver los cambios en los tejidos musculares. Señales clave para saber si se está realizando correctamente.

Dentro de esta técnica hay dos métodos que son los más usados:

  • La punción seca superficial. Este tipo de punción seca en fisioterapia trata de introducir la aguja en la zona de la piel y tejido subcutáneo (con o sin estimulación, dependiendo del caso) que rodea el punto de gatillo, no más de un centímetro de profundidad. Posteriormente, se realizará un tratamiento de continuación que pretende incidir y aumentar el origen de dolor para poder trabajar más facilmente con ello.
  • La punción seca profunda. Al contrario que la anterior, en esta técnica la aguja sí se introduce hasta el músculo en el que se encuentra el punto de gatillo. Dependiendo de la profundidad del músculo, se utilizará un tamaño de aguja mayor o menor. En esta técnica de punción seca en fisioterapia, el nivel de agresividad varía según el momento. En todo momento, se llevará a cabo la estimulación de la aguja mediante movimientos circulares o punciones intermitentes. Para compaginar este tratamiento, al final, se complementará con otros más superficiales como el uso de sprays, masajes, etc.)

Frasadent es tu podólogo en Tres Cantos.

En nuestra clínica de Fisioterapia en Tres Cantos, contamos con los mejores expertos en practicar tratamientos como el de la punción seca en fisioterapia. No dudes en acudir si tienes algún síntoma parecido, te daremos un trato personalizado.