Encías (Periodoncia)

Encías (Periodoncia)

La periodoncia es la encargada de intentar restablecer la normalidad de los tejidos que rodean al diente en los casos en los que están afectados.

Cuando los tejidos se ven afectados, es lo que se le llama enfermedad periodontal, conocida a su vez como piorrea.

Por eso, todo periodoncista en Madrid sabe que una encía sana, suele ser de color rosa, con punteado como en “piel de naranja”, nunca brillante.

encías periodoncia- frasadent dentista tres cantos

La enfermedad periodontal tiene una importante carga genética que es ineludible, pero hay que ponerle tratamiento para frenarla y que no siga avanzando en la medida en que podamos. Por ello, lo mejor será acudir a un especialista periodoncista en Madrid que te ayuda a solucionarlo.

Dentro de posibles causas, también se encuentran las bacterias presentes en la boca, y el sarro producido.

Malos hábitos de higiene oral.

En sus fases iniciales puede ser una simple inflamación de la encía, en la que se encuentra sangrado, encía roja y brillante, sin afectación de hueso.

Si no se le pone remedio, la enfermedad periodontal avanza, llegando a afectar al hueso, produciendo su pérdida, lo que llevaría a sensibilidad dental, movilidad de las piezas y si sigue avanzando hasta la pérdida de dientes por falta del hueso de soporte.

La enfermedad periodontal se trata de una enfermedad que siempre esta activa, ya que debemos recordar que tiene una importante carga genética y que si el paciente no colabora, tanto en casa como acudiendo a revisiones periódicas,  la labor del periodoncista en Madrid no será suficiente.

Lo más importante es que no vuelva a aparecer la inflamación y sangrado, ya que esto nos indicaría que la enfermedad está comenzando de nuevo.

Para esto la boca tiene que estar limpia de cálculo e irritantes de la encía.

El cálculo o sarro, se retiran si están en la zona visible del diente, por fuera de la encía con una limpieza profesional con ultrasonidos.

Si el sarro está localizado en la parte interna de la encía, se precisa la realización de unos curetajes, que son una limpieza profunda, realizada con anestesia.

El paciente a su vez debe colaborar en casa, siguiendo las pautas de higiene que le ha recomendado el periodoncista en Madrid y acudir a las revisiones preestablecidas.

Una vez realizado el curetaje, en siguientes fases será necesario realizar unos curetajes de mantenimiento, para mantener todo en su correcta disposición.

Este mantenimiento al principio se realizará cada pocos meses y poco a poco se irá espaciando hasta llegar a ser simplemente de un mantenimiento al año, si el paciente es colaborador y la encía responde correctamente al tratamiento.

La enfermedad periodontal no tiene curación entendida como volver al estado inicial de la boca. Es decir, todo el hueso y encía que hayamos pérdida no se van a recuperar, por lo que va a ser imposible esa vuelta atrás.

La curación en la enfermedad periodontal se entiende como el estado en el que conseguimos frenar la enfermedad, frenamos la pérdida de hueso y las encías vuelven a estar sanas sin sangrado ni inflamación.