Drenaje Linfático

Eliminación natural de toxinas

Uno de los tratamientos más tradicionales en la mejora del organismo y la eliminación natural de toxinas. El drenaje linfático manual se ha conocido siempre por sus beneficios en el organismo y por la ayuda que nos aporta para que el cuerpo elimine, de forma natural, todos los desechos que genera. Te contamos lo que necesitas saber del drenaje linfático en Madrid y resolvemos tus dudas.

tratamientos drenaje linfático manual- clínica tres cantos

Consiste en la estimulación de los ganglios linfáticos y, por lo tanto, activación del sistema linfático, mediante una técnica manual, para la eliminación de líquidos retenidos como pueden ser los edemas. El sistema linfático es una parte fundamental del cuerpo humano y complementa el trabajo realizado por el circulatorio y el inmunológico. Con este tratamiento, se pretende ayudar al cuerpo a eliminar todos los residuos generados en los diversos procesos celulares, evitando cualquier tipo de problema perjudicial para la salud.

Sin embargo, el drenaje linfático manual no es apto para todos. Pacientes que padecen cáncer, problemas cardiovasculares, tensión elevada, problemas de piel o de tiroides son quienes deben abstenerse. Será el médico el que haga las indicaciones necesarias en aquellas personas, con problemas, que quieran iniciar tratamientos de drenaje linfático en Madrid.

A parte de ayudar al organismo a protegerse y a eliminar los residuos que genera de forma natural, también tiene muchos otros beneficios:

  • Reduce el estrés y la ansiedad gracias a su función sedante. Del mismo modo, alivia dolores gracias a la relajación muscular que produce.
  • Dentro del mundo de la estética también está muy demandado, sobre todo, en tratamientos de belleza como las liposucciones. Esto se debe a que, tras la operación, este tipo de drenaje linfático manual ayuda a eliminar la grasa sobrante.
  • El mejor aliado contra la celulitis, la piel naranja y la retención de líquidos.
  • Además ayuda a reducir las arrugas, las bolsas en los ojos y a hacer limpiezas de piel en profundidad.

El drenaje linfático manual, como ya venimos diciendo, tiene efectos sobre el sistema linfático, al mismo tiempo que relaja la musculatura y no provoca ningún tipo de dolor o enrojecimiento. La manera de llevarlo a cabo es mediante una serie de presiones suaves (a una velocidad lenta y rítmica), siempre desde la raíz a los extremos. Los movimientos realizados por el experto, se deben realizar con las muñecas y los brazos, sin ningún complemento lubricante y realizando con las manos el recorrido linfático. Esto es, llevar este recorrido a las zonas de evacuación.

Por su parte, el masaje convencional tiene efectos sobre el sistema circulatorio. Por el contrario, estimula la musculatura y, generalmente, provoca rojeces y dolores en las zonas en las que se hace. La presión con la que se realiza suele ser moderada o fuerte, dependiendo del tipo de problema, con velocidad más rápida. Para ayudar a realizar los movimientos, se complementan con cremas o lubricantes. Los movimientos siguen un recorrido que va desde el extremo hacia la raíz y las manos deben estar tensas para poder aplicarla en la técnica.

Todo dependerá del tipo de problema que se quiera tratar con el drenaje linfático manual y el grado de gravedad del mismo. Según esos parametros el tratamiento será más duradero o menos y más intenso o más suave.

A pesar de esto, lo ideal es realizar un mínimo de  diez sesiones, empezando por dos o tres a la semana y terminando con un mantenimiento cada quince días. A partir de la quinta o sexta, los pacientes comienzan a ver los resultados.

Generalmente, cada sesión tiene una duración de 30 minutos y, en numerosos casos, se realiza, durante otros 30 minutos, un masaje para finalizar la sesión.

En nuestra clínica de fisioterapia en Tres Cantos, contamos con los mejores profesionales en el drenaje linfático en Madrid que te asesorarán en todo momento y solucionarán tus problemas.